China ‘responsabilizará’ a los no vacunados por los brotes de COVID-19

Las autoridades chinas en al menos una docena de ciudades han advertido que «responsabilizarán» a las personas que se nieguen a vacunarse contra el COVID-19 si transmiten el virus a otras personas.

Las advertencias llegaron en forma de avisos del gobierno durante las últimas dos semanas en medio de temores sobre la variante Delta altamente contagiosa.

Las autoridades afirmaron que «responsabilizarían» a los residentes no vacunados a menos que tuvieran una exención médica, aunque no especificaron cuál sería el castigo.

En varias ciudades de la provincia de Hubei, los residentes que no se vacunaron podrían tener que esa decisión afectara su «puntaje de crédito personal», un sistema de evaluación de riesgos sociales.

Como resultado, se les podría prohibir ir a trabajar o ingresar a hospitales y estaciones de tren.

El país ha informado que alrededor del 55% de los residentes están completamente vacunados, pero las autoridades dijeron que se están esforzando por lograr el 80% para que el país alcance la inmunidad colectiva.

China ha administrado más de 1.900 millones de dosis de vacunas, según el Centro de recursos sobre coronavirus de la Universidad Johns Hopkins .