El príncipe William defiende a la familia real contra las acusaciones de racismo

El príncipe William rompió su silencio el jueves sobre la entrevista de su hermano Harry con Oprah, insistiendo en que los miembros de la realeza “no son una familia racista”.

El hermano de Harry, de 38 años, se convirtió en el primer miembro de la realeza en hablar directamente de la explosiva entrevista y las acusaciones de racismo mientras visitaba una escuela de Londres el jueves por la mañana.

“No he hablado con él todavía, pero lo haré”, dijo de Harry, quien habló cálidamente de su hermano William, mientras afirmaba que estaban distantes.

William fue firme cuando se le preguntó acerca de las acusaciones más dañinas dichas por su hermano y su cuñada, Meghan Markle, de que el trato que la familia les dio fue racista.

“No somos una familia racista”, dijo tajante.