El vestido de revelación del embarazo de Meghan Markle

Eligieron San valentin para hacer publico el embarazo del segundo hijo del Principe Harry.

La fotografía elegida para dar la buena nueva, a cargo del fotógrafo Misan Harriman, amigo de la duquesa, ha generado suspicacias porque es digna de un montaje cinematográfico. De hecho a muchos les recordó una de las escenas finales de la película romántica Notting Hill.

Y es que la pareja, que decidió renunciar a sus títulos reales para llevar una vida normal, parece hoy dispuesta a exponer a su conveniencia, y no a la de los medios, la intimidad de su familia y así obtener justo la atención que desea. Prueba de ello es que aceptaron estar en un especial con Oprah Winfrey para contar por qué huyeron de la monarquía.