Estados Unidos paga a patrocinadores de niños migrantes para que viajen a la frontera

El gobierno está pagando los costos de viaje de los patrocinadores que intentan recoger a los niños migrantes de los refugios, en medio del aumento de niños no acompañados buscan asilo en la frontera.

La política subraya la urgencia de la Casa Blanca de sacar a los niños de los refugios asediados y superpoblados.

Alrededor de 275 migrantes menores de edad han estado llegando a la frontera sur desde Centroamérica todos los días y, según los informes, alrededor de 20,000 están bajo custodia federal. Estados Unidos no los está rechazando por razones humanitarias.

La nueva política de gastos de transporte se actualizó el 22 de marzo, ya que el Departamento de Salud y Servicios Humanos continúa luchando para sacar a los niños de la custodia federal, según el informe.

Pagar para que los patrocinadores lleguen a la frontera es “una parte normal de las operaciones del programa de niños no acompañados”, dijeron a Axios funcionarios de la Administración para Niños y Familias.

La medida es una decisión financieramente sólida, dado que cuesta 775 dólares al día albergar a un niño, dijo al medio Mark Greenberg, un ex funcionario del HHS que supervisó el programa de niños migrantes bajo la presidencia de Obama.