Hombre afirma que su hijo de 6 años encontró una bala en una bolsa de Cheetos

Un niño de Montana de 6 años aparentemente encontró una bala en el fondo de su bolsa de Cheetos en un incidente que la compañía calificó de “preocupante”.

Bow Horn Weasel, de Elmo, Montana, dijo que su hijo encontró la bala, cubierta con una capa roja, dentro del refrigerio Frito-Lay, que se compró en una tienda local.

Weasel se puso en contacto con la empresa en Facebook y les envió un correo electrónico para alertarles de que el bocadillo estaba empacando una munición.

Un representante de Frito-Lay dijo que la empresa se compromete a garantizar la calidad y seguridad de sus productos.

“Esta situación es muy inusual y preocupante, y ya hemos tomado medidas para investigar e intentar identificar la causa raíz”, dijo el portavoz a los medio.

Bow, quien se burló de las personas que dudaban de sus afirmaciones, dijo que no estaba buscando una compensación, solo que quiere que Frito-Lay se asegure de que no vuelva a ocurrir un error de este calibre.

El supuesto hallazgo se produce solo dos semanas después de que un hombre afirmó haber encontrado un camarón en una caja de cereal Cinnamon Toast Crunch.