JOVEN DENUNCIA QUE LE ENTREGARON A SU PERRO MUERTO TRAS TERMINAR UN VUELO

Tras un vuelo entre Puerto Asís y Cali, la dueña de Homero vivió una pesadilla: su perro llegó muerto.

Según María Fernanda Echeverry, luego varios intentos de dejar a la mascota en cabina, fue enviado en su guacal hacia la bodega, donde va todo el equipaje.

Ella afirma que la negligencia de EasyFly provocó el fallecimiento del animal.

Después de consultar con veterinarios y expertos concluye que «no deben ir animales en bodega ya que, a pesar de que la presurizan, cuando alcanza 25.000 pies de altura, baja la temperatura generando hipotermia y posteriormente hipoxia (falta de oxigeno). siendo esta la causa de muerte», informó Blu Radio.

El caso ha generado indignación en redes sociales, pues Echeverry afirma que no le ofrecieron soluciones antes del vuelo y tampoco al momento de recibir a su mascota.

Luego de unas horas, EasyFly emitió un comunicado por medio de Twitter donde sostiene que la pasajera «no presentó certificado médico de apoyo emocional y carné de vacunas».

Además, recalca que la solución que le ofrecieron fue dejarlo viajar

en bodega:

«Los transportadores desconocemos las condiciones de salud con las que los animales abordan las aeronaves, así como las condiciones especiales fisicas, emocionales, de temperatura o presión que el animal puede soportar».

Finalmente, asegura que mejorarán la información y normas al momento de transportar animales en sus vuelos.