La vacuna COVID-19 de Pfizer es menos efectiva en Israel a medida que se propaga la variante Delta

La eficacia de la vacuna COVID-19 de Pfizer se ha desplomado en Israel a medida que la variante Delta altamente contagiosa se propaga por todo el país, advirtió el lunes el Ministerio de Salud de Israel.

La efectividad de la vacuna para prevenir tanto la infección como la enfermedad sintomática se ha reducido al 64 por ciento, por debajo del 95 por ciento de protección que ofrecía contra la cepa inicial del virus, dijo el ministerio.

Sin embargo, la inyección de ARNm todavía tiene un 93 por ciento de efectividad para prevenir hospitalizaciones y enfermedades graves por el coronavirus.

Aún así, Eran Segal del Instituto de Ciencias Weizmann de Israel dijo que los residentes pueden «continuar con la vida normal y sin restricciones», siempre que continúe la campaña de vacunación del país.

En Israel, el 60 por ciento de las personas han recibido al menos un pinchazo de Pfizer en un esfuerzo de inoculación exitoso que ha provocado una caída de las infecciones desde enero.

Pero en junio, con la aparición de la variante Delta, la mutación altamente contagiosa descubierta por primera vez en India en diciembre, el virus se ha extendido a muchas personas vacunadas.

Se informo el 25 de junio que aproximadamente la mitad de los adultos infectados fueron inoculados y el 90 por ciento de las nuevas infecciones en Israel fueron causadas por la variante Delta.

“La entrada de la variante Delta ha cambiado la dinámica de la transmisión”, dijo Ran Balicer, quien dirige un comité asesor del gobierno de COVID-19, a la publicación en ese momento.

Un representante de Pfizer se negó a responder al aparente nivel reducido de protección, pero insistió en que los anticuerpos creados protegen contra todas las variantes.