Las vacunas Pfizer y Moderna no reducen el recuento de espermatozoides, según un estudio

Los hombres que recibieron la vacuna Pfizer o Moderna COVID-19 no vieron una caída en el recuento o la calidad de los espermatozoides, encontró un nuevo estudio.

Investigadores de la Universidad de Miami estudiaron la calidad del esperma de 45 voluntarios sanos antes de su primera inyección y 70 días después de la segunda, y encontraron que no hubo «disminuciones significativas en ningún parámetro del esperma» después de tomar dos dosis de la vacuna.

«Debido a que las vacunas contienen ARNm y no el virus vivo, es poco probable que la vacuna afecte los parámetros de los espermatozoides», dijo el autor del estudio, el Dr. Ranjith Ramasamy, director de medicina y cirugía reproductiva masculina del Sistema de Salud de la Universidad de Miami.

Los hallazgos, que fueron publicados el jueves, deberían calmar los temores de los hombres que son reacios a vacunarse por informes prematuros de problemas de fertilidad, dijeron los médicos.

«Ahora tenemos evidencia que debería asegurarle que el riesgo de que la inmunización comprometa su conteo de espermatozoides es extremadamente bajo», dijo el Dr. David Cohen, co-director médico del Instituto de Reproducción Humana en Chicago .

Cohen no participó en el último estudio de JAMA, pero fue coautor de un informe medico en Abril que encontró que COVID-19 no se transmite sexualmente.

El autor del estudio admitió que sus hallazgos podrían estar limitados por su pequeño tamaño de muestra de hombres jóvenes sanos preseleccionados, y agregó que el análisis de semen «es un predictor imperfecto del potencial de fertilidad».

Las voluntarias tenían entre 18 y 50 años con una edad media de 28. No tenían problemas de fertilidad preexistentes.