Más de 170.000 inmigrantes se detuvieron en la frontera por tercer mes consecutivo

Más de 170.000 inmigrantes ilegales fueron detenidos en la frontera entre Estados Unidos y México en mayo, el tercer mes consecutivo en que se superó esa cifra.

El informe, que citó datos preliminares de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE. UU., Agregó que aproximadamente 900.000 migrantes han sido detenidos entre el 1 de octubre y el final del mes pasado, la mayor cantidad en ocho meses de un año fiscal desde 2006.

CBP no ha registrado más de 170,000 encuentros fronterizos en tres meses consecutivos desde 2000, cuando al menos 180,000 inmigrantes ilegales fueron detenidos en los primeros cuatro meses de ese año. Las autoridades están en camino de detener a aproximadamente 1,35 millones de inmigrantes ilegales, la mayor cantidad desde 2000, cuando fueron detenidos 1,68 millones.

El informe Axios también indica que un número creciente de migrantes que se acercan a la frontera provienen de países más lejanos que México, el llamado “Triángulo del Norte” de El Salvador, Guatemala y Honduras. Por ejemplo, al menos 32,000 ecuatorianos y aproximadamente 20,000 brasileños han sido detenidos en la frontera desde el 1 de octubre. Por el contrario, menos de 40,000 migrantes de países fuera de México, El Salvador, Guatemala y Honduras fueron detenidos en todo el año fiscal 2018.

Las cifras preliminares se dieron a conocer horas después de que la vicepresidenta, cuyo presidente pidió a la administración de Biden que “ponga fin a un mensaje más claro para evitar que más personas se vayan”.

El presidente guatemalteco Alejandro Giammattei dijo que cuando el presidente Biden asumió el cargo en enero, “el mensaje cambió a ‘vamos a reunir a las familias y vamos a reunir a los niños’ … Al día siguiente, los coyotes [contrabandistas] aquí estaban organizando grupos de niños para llevarlos a los Estados Unidos “.

Harris tenía programado reunirse el martes con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, quien de manera similar culpó de la crisis fronteriza al gobierno de Biden en marzo.