Peleas en boliches

De una noche tranquila a una pelea mortal.

 

La mayoría recuerda el caso de Fernando, un joven que salió a una noche de fiestas con sus amigos en Villa Gesell y termino brutalmente asesinado por un grupo de 10 Rugbiers, luego de un pequeño tropiezo que resulto en el choque con uno de los del grupo, Fernando levanto su pulgar en señal de que todo estaba bien, eso pensó el ya que lo siguiente que paso es que el mismo grupo comenzó una pelea con un final terrible.

Hace solo unos días en Mar del Plata volvió a ocurrir, con la clara excepción de que el joven atacado salió con vida de esto.

Todo empezó en el boliche “Ananá”, un joven de solo 20 años recibió un botellazo en la cabeza, la victima es Matías Montín, el joven había ido a disfrutar una noche con sus amigos, compartían una de los privados cuando Matías abandono este lugar para poder ir a los baños, fue ahí donde todo ocurrió desatándose la pelea con un grupo de turistas provenientes de Rosario.

Ya se ha dicho que el joven no tiene ningún trauma neurológico pero hoy por la mañana se dio a conocer por parte de su padre que su cráneo se encuentra dividido en 3 partes debido al golpe. Hasta el momento no encuentra ninguno de los responsables detenidos.