Psicologia Para Todos Durante El Confinamiento

La llegada del covid-19, la declaración de pandemia y el confinamiento por casi 11 meses ocasionan angustia, miedo, rabia, impotencia, además del estrés y la presión por la realidad económica, el teletrabajo o su pérdida. Esto eleva los niveles de estrés y debilita nuestro sistema inmune y nos hace vulnerables ante las enfermedades. El sistema inmunológico está formado por múltiples órganos y células que se encargan de reconocer, aislar y atacar cualquier célula extraña que ingrese a nuestro cuerpo, protegiéndonos de ataques externos.

Las personas estresadas son más susceptibles de contraer enfermedades, desde gripes, hasta otras más graves, como el cáncer, debido a que su sistema inmune se encuentra mermado. Investigaciones han determinado que las personas estresadas producen mayor cantidad de cortisol que es un esteroide que incrementa el nivel de azúcar en la sangre, disminuye la formación ósea y altera el sistema inmunológico, convirtiéndose en un círculo vicioso de estrés-enfermedad-estrés.

Es necesario aprender a identificar nuestra angustia y estrés para enfrentarlos. Hemos conversado antes respecto a la identificación de nuestros sentimientos y emociones.

Una vez hecho esto, la planificación y distribución del tiempo cada día, diseñar un horario realista para cumplirlo, incluyendo algún tipo de ejercicio, dentro o fuera de casa, y aceptar que vivimos una realidad diferente y así buscar opciones novedosas para enfrentarlas. Debemos hacer esfuerzos junto con nuestra familia y encontrar soluciones para vivir mejor.