VUELVEN LOS TRAPOS ROJOS A VENTANAS Y FACHADAS

Volvieron los trapos rojos en las fachadas y ventanas de los hogares más vulnerables de Bogotá. Estos símbolos representan el hambre y necesidad que viven muchos durante la pandemia.

El barrio Babilonia, en la localidad de Suba, es uno de los tantos suburbios en que se hace presente este hecho simbólico.

«Hubo unos que nunca lo quitaron. Desafortunadamente, los que lo pusieron de nuevo es porque todavia existe el hambre. Estamos pidiendo un apoyo, una ayuda, un auxilio», confesó una habitante del sector.

Entre la zozobra y la necesidad, la solidaridad es la que se destaca en este sector, donde los vecinos acuden a ollas comunitarias para compartir alimentos con quienes no han podido trabajar y viven del rebusque o el día a día.

Otra problemática es la falta de dinero para los arriendos que son impagables debido a la crisis que genera esta pandemia y los nuevos confinamientos.

El Distrito ya identificó 217 mil familias en las localidades de Usaquén Suba, Engativá, Fontibón y Teusaquillo que van a recibir giros solidarios después del puente de Reyes para solventar esta crisis.

La alcaldesa Claudia López anunció que el próximo martes 12 de enero iniciarán los primeros giros a 161 mil familias y en el transcurso de la semana se completan los 217 mil.